Seleccionar página

Blog | Relatos | Manuel Manteca

Helena

Helena

Sentada frente a la ventana Helena fantaseaba con lo que pudo ser y quizá nunca sería, soñando despierta con una pasión que jugaba traviesa a colarse en su cama, como si invocarla no fuese una treta más para ignorar la pulsión que anidaba en su mente, el ardid de...

Generoso

Generoso

Desde el altozano que dominaba el pueblo Generoso pensaba con una mayor claridad de lo que habitualmente hacía. Era la perspectiva le dijo el maestro, pero para él era más bien cosa de los gases: aquellos que podía expulsar libremente sin verse sometido a reprimenda...

El otro viaje

El otro viaje

Observando las olas a través del ojo de buey Reinaldo Nunez no pudo evitar recordar el día que comenzó su viaje, hacía ya más de dos años. Era el primogénito, el responsable de buscar una escapatoria a la miseria que impregnaba sus vidas desde que tenía memoria. La...

Sin pasión alguna

Sin pasión alguna

Esperó prudente a que pasaran unos días para acercarse al nicho. La noticia voló malintencionada, dirigida a carcomer la poca conciencia que decían le quedó tras abandonarla. Vano intento. Estaban allí, cada uno a un nivel distinto del suelo, como lógica consecuencia...

La Pasión

La Pasión

Giró una vez más sobre su cuerpo, agitada y bañada en sudor, envuelta en el cálido recuerdo que, recurrente, daba paso cada noche al encuentro con su amado: entregada a la solitaria pasión que desencadenaba los restos de olor a romero y almizcle que aún impregnaban...

MAX Y FIX

ILUSTRADO POR ANDREA GARCÍA ROLDÁN ¡Por fin un golpe de suerte!; escondidos tras la malla del conducto de ventilación no daban crédito a su buena estrella. Lo habían percibido de inmediato, descendiendo por la cañería hasta sus dominios, la alcantarilla situada dos...

El Portal

El Portal

                                                         Sin lugar a dudas, ese era el portal. El fuerte olor, como el de un orinal reposado y repleto bajo la cama de un viejo, servía como indicio suficiente para saber que aquél era el lugar convenido. El vetusto...

ISABEL

ISABEL

Les habían visto salir juntos del Hotel Manila, en innumerables ocasiones, como dos buenos amigos cuando en realidad no pasaban de ser un insaciable y tenaz hombre de negocios y su potencial víctima. Se despidieron a sus puertas una mañana, sin saber que sería la...

El primero de los días

El primero de los días

Me soltaron una mañana en aquel frío patio, completamente sólo y desamparado. El primer abandono serio y en el peor de los escenarios posibles, rodeado por una peligrosa horda y con la sensación de ser la víctima propiciatoria de aquel rebaño. No, empezar primero de...

Contacto

Utilice el formulario para ponerse en contacto conmigo.

5 + 1 =